Presiona Enter para resultados.

Un Día sin Relacionistas

Por: Iris Rivera Ortiz, APR
18 / Ene / 2015

Un Día sin Relacionistas

Por: Iris Rivera Ortiz, APR
18 / Ene / 2015

En el 2006 miles de hispanos ocuparon masivamente el espacio público en los Estados Unidos bajo el lema «un día sin inmigrantes». Este lema establecía en forma irónica la ausencia de los trabajadores inmigrantes como mecanismo para demostrar su inmenso poder. Esta presencia ausentada que se ha repetido en varias ciudades de Estados Unidos y de Europa sugiere también la idea de que “sin nosotros, el país puede menos”. Al escuchar recientemente a un analista noticioso y leer unos comentarios despectivos sobre la práctica de las Relaciones Públicas en un blog noticioso pensé si sería necesario recurrir a esta forma de protesta para instruir a mucha gente confundida sobre esta disciplina.

¿Qué sería un día sin relacionistas que convencieran a sus clientes o patronos sobre la responsabilidad de responder las peticiones urgentes de esos mismos medios que los critican sobre la importancia de hacerlo con claridad y honestidad? ¿Qué ocurriría sin relacionistas que impulsaran las principales causas benéficas de este país y las convirtieran en eventos y campañas con las que se han ofrecido atenciones médicas a enfermos, ayudado a víctimas de desastres, reducido la deserción escolar ,impulsado el empresarismo y promovido la conciencia ambiental, entre muchas otras?¿Qué habría pasado sin relacionistas que detectaran a tiempo un comentario en las redes sociales que pudiera ser el preámbulo de la crisis de muchos productos y corporaciones?

Un buen relacionista sabe interpretar, transmitir, redactar, conceptualizar, conciliar, anticipar y prevenir. Todo ello de forma ágil, creativa y con mentalidad estratégica aunque el mundo se esté derrumbando a su alrededor. Como en otras profesiones no todo el mundo puede serlo y no todos ameritan llamarse así. El estigma por desconocimiento no es justificación para desprestigiar una función vital en nuestra sociedad, particularmente la nuestra.

El próximo 4 y 5 de octubre la Asociación de Relacionistas Profesionales ofrecerá al País una muestra de los nuevos escenarios en que se evidencia nuestra contribución y se requiere nuestra inserción. Seguramente si decidiéramos tener “un día sin relacionistas” muchos comenzarían a apreciar su valor…

La autora es relacionista licenciada , Presidenta del Comité de Convención de la Asociación de Relacionistas Profesionales a llevarse a cabo el 4 y 5 de octubre de 2013.

Iris Rivera Ortiz, APR